NADA ES VERDAD O MENTIRA, TODO ES SEGÚN…

IMG_4800

…EL COLOR DEL CRISTAL CON QUE SE MIRA.

Nada mejor que este conocido dicho para introducir el tema de hoy, continuación de mi último blog : EL OBSERVADOR que somos.

No sabemos cómo son las cosas, sólo sabemos como las observamos o como las interpretamos. Vivimos en mundos interpretativos.

Qué quiere decir esto ?

Pues para que nos entendamos, si dos amigos van a ver la misma película y a la salida comentan lo que les ha parecido a cada uno, probablemente las interpretaciones de lo que acaban de ver difieran bastante de uno a otro.

Somos observadores diferentes y eso lo sabemos todos, también los dos amigos antes de entrar a ver la película. Sin embargo cuando hacemos algo con otra persona o trabajamos en un mismo tema con otros  suponemos que todos lo vemos igual y nos molesta que no sea así. Hay algo pues que no funciona.

Veamos que puede ser.

Lo más evidente es concluir que no hemos sabido ponernos en el lugar del otro. Pretendemos que nuestra interpretación de la película es la correcta porque no somos capaces de ponernos en la piel de nuestro amigo y ver desde su punto de vista como ha interpretado la película. Nos mantenemos en nuestro mundo sin intentar conocer otros mundos.

Porqué nos sucede esto ? Porqué nos resulta tan complicado ver las cosas desde el cristal con que las mira nuestro interlocutor ?

La respuesta es : porque tendemos a ser observadores únicos en lugar de ser observadores múltiples.

Y porqué somos observadores únicos ? qué hace que yo observe el mundo de una determinada manera ? Cómo he llegado a ser el observador que soy ?

Si queremos responder a esa pregunta hay tres elementos que nos acompañan durante toda nuestra vida, también en la profesión, y que vamos a ir viendo.

El primero es el lenguaje.

Os espero en mi próximo blog para descifrar como influye ese código compartido que es el lenguaje en nuestra forma de constituirnos como observadores.

 

Hasta pronto !